Siroko nos trae la historia de Aitor Francesena “Gallo”, que a pesar de las dificultades que le ha dado la vida, las ha sabido superar y es un ejemplo de superación y casta.